+52 55 2950 6107

Es increíble cómo se relacionan y conectan a la perfección tantos elementos culturales al mismo tiempo. La ciudad de Guadalajara Jalisco México, el mejor escenario de esta amplia y extensa riqueza cultural.

Es la segunda ciudad de importancia en el país de México y es destacada como una de las ciudades más emblemáticas culturalmente en el mundo; es, además, la segunda ciudad más grande del país asi como también la octava mejor ciudad para visitar tanto en México como en Sudamérica.

De una vez, hay que aclarar que es ampliamente famosa y conocida como la tierra del tequila y el mariachi, y por mucho es rica en historia y tradiciones; también es conocida como el Mexican Silicon Valley, por ser el más importante clúster tecnológico del país.

En la travesía, será imposible no detenerse a admirar los asombrosos atisbos de su deslumbrante y bella arquitectura con la prominencia colonial, sumamente notoria en el Hospicio Cabañas, un hospital construido en el siglo XIX, o en su bella catedral.

Tradición y Modernidad

En un sentido muy amplio, Guadalajara ha logrado hacer que la tradición y la modernidad convivan en armonía perfecta en un sólo espacio, pues ha logrado conservar de manera perfecta la cultura y tradición centenaria como la charrería, los bellos bailes folclóricos, como el jarabe tapatío y por supuesto el tequila, pero al mismo también es el principal productor de tecnología y software.

Una Gran Ciudad

La ciudad de Guadalajara es una de las urbes más grandes, imponentes y con mayor influencia cultural de toda América Latina con una gran industria manufacturera que va desde zapatos, textiles, alimentos y experiencias creativas gastronómicas cada día de la semana y cada hora del día.

Asi que será todo un placer poder recorrer las avenidas y callejones del centro histórico, hacer una parada solemne frente a la majestuosa catedral metropolitana que combinan el estilo neoclásico, barroco y gótico tan perfectamente complementados con elementos que te ubican de una vez en el ahora dando la pauta necesaria para llegar a comprender que lo tradicional y lo cosmopolita de una ciudad moderna como esta, puede albergar a la perfección cada etapa histórica para convivir en la hermosa perla tapatía.

Volviendo al Hospicio Cabañas, este bello edificio diseñado por Manuel Tolsá y decorado con los murales de José Clemente Orozco, admirar sentado desde una banca para experimentar todo el impacto visual que provoca la pintura del hombre en llamas que está plasmado sobre la cúpula, será de seguro una experiencia simplemente inolvidable.

La Plaza de Guadalajara

Es obligatorio para el vistante pasar a conocer la plaza Guadalajara, la Plaza de la Liberación, la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres o la Plaza de Armas antes de emprender camino hacia el Teatro Degollado que es otro punto turístico de interés, el Templo Expiatorio, la iglesia de San Juan de Dios o la Biblioteca Iberoamericana.

Habiendo mucho por explorar y recorrer, no puede faltar la Plaza de los Mariachis, donde se puede disfrutar al aire libre de la música, con las antiguas casonas de alrededor como paisaje de fondo. Un tequila bien acompañado de una rica torta ahogada, una birria deshebrada, un buen pozole o una carne en su jugo, serán las esplendidas joyas de la corona.

México ofrece mucho para disfrutar al vistante, desde la cultura y ese folclore tan propio y único, que va de la nao con un arte culinario simplemente excepcional, tan regional y cargado de sabores que se fusionan con una historia de pasado colonial que le da un valor enorme a esa fusión prehispánica que tanto gusta, y es que el mexicano disfruta del buen comer.

El tequila y su leyenda se completan a la perfección, sobre todo con la mayor visibilidad luego de la llegada de los españoles, puesto que llevaron el proceso de la destilación a aquellas tierras lejanas.

Este proceso que fue agregado al mosto de agave fermentado dio lugar a un rico y también muy emblemático destilado: El Tequila, el placer en un licor que los indígenas consideraban como una bebida por demás sagrada, reservada exclusivamente para los sacerdotes y las autoridades locales.

Un Lindo Paseo por Tlaquepaque

Tlaquepaque, en su historia comenzó siendo un pueblo habitado por indígenas totonacas que producía principalmente objetos y utensilios cotidianos de carácter utilitario asi como piezas de arte, todo esto mucho antes de que llegaran los españoles.

En la actualidad es todo un importante centro manufacturero que sigue elaborando bellas artesanías de papel maché, vidrio, latón, alfarería, hilados, barro, piel y madera que le han dado la fama de ser un pueblo más bien de galería a partir de estas artes aplicadas.

Recorrer las Calles Del Centro

Un recorrido a pie por Guadalajara implica caminar por las calles y bellas cominerías engalanadas con hermosas construcciones virreinales, otras modernas y contemporáneas hasta llegar al Jardín Hidalgo para converger y hacer vida con una vasta comunidad cultural que transita entre los jardines, galerías y restaurantes, estos artistas que aportan ese toque bohemio, ofrecen arte utilitario convertido en finos y bellos objetos, hermosas prendas de vestir, asi como una suerte de antojitos en verbenas más bien populares.

Más que Arquitectura

La edificaciones y construcciones traen consigo más que un legado en muros y techos imponentes, son verdaderos momentos únicos; asi que visitar los templos dedicados a Santa Anita, Toluquilla, San Martín de las Flores y los Santos Mártires Mexicanos será la pieza clave para adentrarse en el pasado histórico de este bello país.

Donde te quita el aire la monumental fachada del Centro Cultural El Refugio, donde podrás disfrutar de las más importantes obras, pues se exponen las más increíbles colecciones de celebres artesanos mexicanos además de que se atraen artistas plásticos para promover sus creaciones únicas como epicentro cultural.

La Virgen de la Expectación, La Virgen de Zapopan

Otro importante monumento, pero de carácter religioso cargado de tradición, la hermosa Basílica de Zapopan, que se levanta orgullosa y erguida como toda una reina en el centro del pueblo; detrás de su gran atrio, desde donde se convoca todos los años a millones de visitantes creyentes que llegan a venerar a la Virgen de la Expectación.

Serán dignas de admirar las monumentales esculturas de bronce del atrio que representan a Fray Antonio de Segovia y al Papa Juan Pablo II, además dando la mano a un niño vestido de charro que ha seducido a un millar de pintores y fotógrafos de todo el mundo.

Esta elegante fachada levantada a dos cuerpos, con sus torres perfectamente rematadas por bellas cúpulas engalanadas por unas vistosas portadas de madera. Será esencial conocer el impresionante altar de mármol de carrara y el ciprés que resguarda a la Virgen hermosa.

Disfrutando de la Romería

Hay que estar muy atentos para poder participar y disfrutar en la romería, y formar parte de la peregrinación más importante y además más concurrida de toda la región que se lleva a cabo el 12 de octubre de cada año, en el marco de una colorida y devota fiesta religiosa que convoca a múltiples danzantes.

En la recreación de rituales del episodio prehispánico, se unen para acompañar el paso de la imagen de la Virgen, que sale engalanada de su recinto después de escuchar la misa de gallo a las cinco de la mañana con la serenata del mariachi propio de estas celebraciones.