+52 55 2950 6107

De todas esas cosas maravillosas que nos hablan de los países y sus invaluables riquezas culturales, la música tiene un especial efecto único para atraer multitudes de todo el mundo. La música en esa gran variedad de géneros interpretados dentro del territorio mexicano es ampliamente vasta, lo que permite disfrutar de México en toda su extensión. 

Ahora bien, si queremos hablar de un género musical nacido y absolutamente representativo de México, es obligatorio hacer referencia a los sonidos desde el archiconocido Mariachi.

Hablando del Origen del Mariachi

Para comenzar, aunque de hecho no es el único género musical que proviene de México, el mariachi en la actualidad es históricamente reconocido como autentico símbolo nacional de México, esto debido a la gran fama y arraigo que envuelven los sonidos y las armonías propias de este hermoso país, lo que le ha convertido en un icono de la identidad por excelencia inquebrantable, además de sus exponentes que llevaron en alto este estilo inconfundible.

El Mariachi desde siempre se ha mantenido como toda una referencia obligada de la rica cultura mexicana, por ese motivo, es esencial que celebremos al Mariachi, sus orígenes y su historia a través de todos los tiempos.

Orígenes e Historia

Más allá de considerar el mero elemento histórico, si bien es incierto que en el origen de la palabra Mariachi exista bastante discrepancia alrededor de la misma, lo cierto es que la música de Mariachi sí tiene un lugar de origen establecido y reconocido: Cocula, en Jalisco.

Entonces, se puede afirmar sin temor a caer en error alguno, que el origen del mariachi es producto de ese mestizaje cultural que ocurrió en México durante la Colonia y el Virreinato, asi como causó un fuerte impacto en la gastronomía y al arte culinario de México que es también otra importante manifestación regional que denota las maravillas producto de este proceso de colonización español.

En resumen y para hacer corta la historia, cuando las órdenes religiosas en plena evangelización da la población oriunda de las distintas regiones, el objetivo primordial era básicamente lograr que los indígenas se relacionaran pacíficamente con estos visitantes, por lo que recurrían a la música como uno de los elementos que servían para establecer estas relaciones entre indígenas y frailes, de este modo lograban establecer ese contacto que les permitía entenderse para poder utilizar a su favor, ese fue el importante papel que tuvo la música en este encuentro de culturas.

Un poco de esta historia relata que cuando llegaron desde la orden religiosa de los franciscanos españoles a Cocula, ese contacto con los indígenas nativos de la región, contaban con los conocimientos musicales para poder generar esos sonidos estructurados a través de instrumentos con todo un carácter musical. De ahí que, entonces los frailes se relacionarán musicalmente con los indígenas a través de la adaptación de los diferentes instrumentos que fueron traídos por los religiosos,

En consecuencia, con el paso del tiempo esto género que la música propia y autóctona sufriera una serie de múltiples y muy importantes transformaciones. En este proceso de adaptación musical, algunos de estos instrumentos que resultaron como producto de esta recién iniciada fase de fuerte mestizaje musical fueron principalmente específicos instrumentos de cuerda tales como el violín, la guitarra y posteriormente ya transcurrido el paso del tiempo el guitarrón y la vihuela.

Posteriormente, durante varios años, esta poderosa manifestación cultural, la música de Mariachi se limita exclusivamente a la expresión en el anonimato; reproducida únicamente en la hermosa región que corresponde hoy al estado de Jalisco, en este escenario inicialmente se le consideraba principalmente como la música de carácter popular que sería la protagonista de fiestas y reuniones más bien pequeñas únicamente, aunque cada vez más fie ganando la popularidad que ostenta en la actualidad.

Este carácter natural adquirido de celebración, le otorga esa magia que hace de esta música de mariachi del total y absoluto agrado de un público cada vez más amplio, lo que dio lugar a la popularidad que impulsaría progresivamente gran cantidad de grupos de mariachis no solo en el mismo Cocula sino además en otros pueblos como Tecatitlán. Dada esta continua y franca expansión y popularización, el mariachi logro explotar esa gran oportunidad para poder ampliar su influencia, hasta que llegado el siglo XIX, alcanzo su máxima expresión y logro extenderse hasta la capital del país, Ciudad de México.

Pero, sin embargo, no fue sino hasta el estallido de la revolución mexicana que el mariachi alcanzó el máximo esperado nivel de popularidad en todo el país, ya que era un estilo de música que de hecho encajaba perfectamente con los gustos y el sentimiento popular de las clases revolucionarias del país. 

Es asi como desde ese período y hasta nuestros días el Mariachi sigue en franco crecimiento en cuando a popularidad, logrando replicar sus sonidos incluso más allá de las fronteras de este país, en un vuelo que trasciende límites, alcanzando indiscutiblemente un reconocimiento internacional pues actualmente en todo el mundo se distingue como un importante símbolo de identidad y máxima expresión de la maravillosa cultura mexicana.

Géneros y Musicales desde el Mariachi

Sin lugar a duda que es muy versátil y amplio el repertorio de los distintos géneros por demás artísticos que se pueden interpretar desde una agrupación de auténticos Mariachis, de extensas formas musicales comúnmente interpretadas tales como sones del bajío mexicano, sin embargo es desde la década de los años 30 del siglo pasado cuando se incluyeron en su repertorio géneros de música ranchera, los famosos corridos, huapangos, sones jarochos, valses y actualmente se han adaptado románticos y poéticos boleros, baladas, divertidas cumbias, música clásica y danzones.

Es sorprendente la capacidad creativa para expresar emociones y sentimientos profundos en serenatas o simplemente elevar una sentida protesta en mementos clave de esta historia que envuelve a la tradición de todo un país que palpita desde la tierra de amor y melodía que se conjugan para dejar una huella imborrable en el mundo entero.

Símbolo Nacional

El Mariachi se ha convertido en un indiscutible símbolo perpetuo de la identidad y el folklore de todo el pueblo mexicano, que no solo es reconocido a nivel nacional, sino que incluso a trascendido todas las fronteras a nivel mundial.  El Mariachi es un sinónimo de alegría, celebración y festejo, pero también de expresiones de amor y de historias llenas de sentimientos, romance y aventuras en las mas increíbles notas que se expresan con letras, sonidos y versos desde el alma de cada músico, interprete y cantante de esta tierra, un género que ha llegado para quedarse y multiplicarse, para poner en alto el nombre de México hacia todos los rincones del planeta.

Es increíble el poder que tiene la música para unir a las personas como todo un lenguaje universal que desde la más sencilla expresión artística puede llegar a conmover, alegrar, contagiar con ritmos únicos tan representativos de una cultura, de una tierra, de gente  que canta y se emociona hasta cocinando; la vasta historia alrededor de estas sonatas trae al presente remembranzas de todo un pueblo por demás hermoso que hoy se alza como una tierra de cultura y arraigo por lo que es suyo y le pertenece desde siempre y sin reservas.